El Gobierno dedica diez millones de euros para potenciar las unidades hospitalarias de ensayos clínicos

7-IV-08. La creación de los CAIBER se deriva de la Acción Estratégica en Salud (AES), publicada el pasado 15 de marzo. El plazo de solicitud para acceder a estos fondos termina el próximo viernes 11 de abril

Dotar al Sistema Nacional de Salud (SNS) de mecanismos estables que permitan fomentar la investigación clínica independiente. Éste es el objetivo del primer Consorcio de Apoyo a la Investigación Biomédica en Red (CAIBER), uno de los subprogramas recogidos en la recientemente publicada Acción Estratégica en Salud (AES). Los CAIBER, que en futuras convocatorias podrán abrirse a otras temáticas, contarán  con una financiación de diez millones de euros en esta primera edición de la convocatoria. El plazo de solicitud para el acceso a estos fondos finaliza el próximo viernes, 11 de abril, señalan desde el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Los problemas de salud de mayor preocupación para los españoles, ya sea por su frecuencia o por su impacto social, requieren la puesta en marcha de estudios complementarios ajenos al interés comercial. Ésta es la filosofía que subyace en la puesta en marcha del primer CAIBER. Por un lado, se pretende incrementar la actividad investigadora independiente en el SNS y, por otro, constituir soportes estables de investigación, en la línea emprendida en los últimos años por el Instituto de Salud Carlos III.

La meta de la iniciativa CAIBER es mejorar la información que el Sistema Nacional de Salud (SNS) tiene sobre sus intervenciones preventivas, diagnósticas, terapéuticas y asistenciales, tarea que en la actualidad está ligada fundamentalmente a la industria mediante los ensayos clínicos. A diferencia de otras estructuras, como los Centros de Investigación Biomédica en Red (CIBER), en la evaluación del CAIBER se considerará fundamental la estructura de la unidad central de investigación clínica en su conjunto. Por tanto, el fin de las ayudas es fortalecer la estructura de dichas unidades y no la de los grupos de investigación que utilizan sus servicios.

La inclusión en el CAIBER previsto este año tiene que ser solicitada por instituciones y centros del SNS o por sus entidades gestoras, siempre que tengan servicios asistenciales. Según refleja la AES, se prestará especial atención a las unidades de investigación clínica que emprendan ensayos clínicos no ligados a la industria y diseñados para profundizar en las patologías de interés social y sanitario más relevante como el cáncer, las enfermedades neurológicas y mentales, las crónicas, las inflamatorias o las del aparato locomotor y tejido conectivo.

Además de las patologías muy prevalentes, tendrán especial interés las unidades que aborden ensayos relacionados con las acciones estratégicas de investigación biomédica: terapias avanzadas en medicina regenerativa, psiquiatría infantil y juvenil, genética humana, enfermedades raras y medicamentos huérfanos, y la acción transversal en cáncer, aprobadas en Consejo de Ministros el 11 de octubre de 2007.


Lo más destacado

CAIBER. La inclusión en un CAIBER, consorcio con personalidad jurídica propia, debe ser solicitado por instituciones y centros del Sistema Nacional de Salud, o sus entidades gestoras, que ofrezcan servicios asistenciales. El primer CAIBER, que entrará en funcionamiento este mismo año, será para unidades que centren su interés en el diseño y puesta en marcha de ensayos clínicos no comerciales ligados al estudio de los problemas más relevantes de salud de la población española, como el cáncer, la enfermedades raras, las enfermedades neurológicas y mentales, las enfermedades crónicas o  cardiovasculares. El objetivo de la financiación de este primer CAIBER es fortalecer la estructura de las unidades de investigación ya establecidas y no la de los grupos que utilizan sus servicios.