El Hospital Marina Baixa ofrece una técnica pionera en implantes de cadera sin dañar los músculos

17-II-10. Permite realizar implantes de forma mínimamente invasiva por abordaje anterior

El servicio de Traumatología del Hospital Marina Baixa de Alicante ha practicado con éxito una nueva técnica quirúrgica que permite realizar implantes de forma mínimamente invasiva por abordaje anterior.

Según informan en nota de prensa, los traumatólogos pueden poner las prótesis preservando el músculo, lo que hace que esta técnica sea mínimamente invasiva y permita, por tanto, reducir a la mitad la estancia del paciente en el centro hospitalario (de 6 ó 7 días de estancia con la técnica tradicional a 3 ó 4 días con este nuevo procedimiento) y al mismo tiempo una recuperación funcional precoz.

La técnica, denominada AMIS (Anterior Minimally Invasive Surgery), ha sido estudiada en Suiza recientemente e instruida en tres traumatólogos del Hospital. El Jefe de Servicio de Traumatología, el doctor Giménez, junto a dos traumatólogos adjuntos, el doctor Serralta y la doctora de Anta, son los encargados de realizar esta intervención.

45 intervenidos

Hasta el momento han sido más de 45 pacientes los que han sido tratados con AMIS y el beneficio médico en ellos ha sido destacable. La técnica propicia menos días en el centro, menor sangrado, una temprana recuperación y una cicatriz de menor tamaño. Al reducir el procedimiento quirúrgico preservando la musculatura, disminuye la posibilidad de complicaciones típicas como la cojera y la luxación.

Hoy en día, sólo el Hospital Marina Baixa y el Hospital Clínico de Valencia desarrollan la técnica a nivel autonómico.

Esta novedosa técnica que ofrece unas mejoras considerables para el paciente a corto y largo plazo, comenzó en Francia hace algunos años y se ha ido implantando poco a poco en el centro de Europa. Aunque se espera que el gran boom será durante los próximos años, ya que cirujanos de países de todo el mundo, en especial de Estados Unidos, han venido a Europa a formarse en esta técnica.


Lo más destacado

Los traumatólogos pueden poner las prótesis preservando el músculo, lo que hace que esta técnica sea mínimamente invasiva.

Reduce a la mitad la estancia del paciente en el centro hospitalario (de 6 ó 7 días de estancia con la técnica tradicional a 3 ó 4 días con este nuevo procedimiento) y al mismo tiempo una recuperación funcional precoz.