I Jornada de Algoritmos Diagnóstico-Terapéuticos en Tumores Digestivos en Madrid

25-XI-09. El encuentro ha servido para ratificar el valor de los algoritmos como herramienta útil para las decisiones clínicas de diagnóstico y tratamiento de este tipo de tumores

Un grupo de 80 especialistas de 10 hospitales madrileños ha participado en la I Jornada de Algoritmos Diagnóstico-Terapéuticos en Tumores Digestivos, organizada por el Hospital Infanta Cristina de Parla, en colaboración con Oncosur y la Agencia Laín Entralgo, con el objetivo de promover la asistencia oncológica la Comunidad madrileña.

El encuentro ha servido para ratificar el valor de los algoritmos como herramienta útil para las decisiones clínicas de diagnóstico y tratamiento en este tipo de cánceres. Los algoritmos son un conjunto de operaciones definidas y ordenadas destinadas a facilitar soluciones a los problemas.

Sus aplicaciones constituyen una de las bases fundamentales de la programación informática. Fueron utilizados por primera vez en el siglo XIX por Ada Byron King, hija de Lord Byron y primera programadora de la historia.

La técnica de los algoritmos

En las jornadas, coordinadas por el jefe de la Unidad OncoHematológica del Hospital Infanta Cristina, el doctor Mauro Javier Oruezábal Moreno, los participantes han tenido la oportunidad de comprobar como la técnica de los algoritmos no solo ayuda a tomar decisiones clínicas en los cánceres de esófago, estómago o páncreas, sino también a definir y unificar las prácticas médicas y asistenciales.

De hecho, el algoritmo sirve para establecer nuevos patrones de indicaciones precisas en cada procedimiento diagnóstico o de tratamiento, ofreciendo soluciones a preguntas controvertidas. El Hospital Infanta Cristina y Oncosur investigan cómo los algoritmos contribuyen a homogeneizar la asistencia oncológica, tal y como subrayó el presidente de Oncosur y jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital 12 de Octubre, el doctor Hernán Cortés Funes.

Equipos multidisciplinares

Otra ventaja de la aportación de esta técnica es su ayuda a nivel informativo para los equipos multidisciplinares (comités de tumores y comisiones clínicas) que trabajan de forma cooperativa en la asistencia oncológica. Este aspecto ha sido uno de los más valorados en el encuentro, dada la importancia que ha cobrado el trabajo coordinado de distintos especialistas en la lucha contra el cáncer.

Los algoritmos también son empleados para definir las indicaciones precisas que hacen que un diagnóstico o un tratamiento tengan una mayor garantía en términos de efectividad, menores complicaciones, disminución de costes y la utilización adecuada de los recursos disponibles.

El debate pronosticó un papel relevante para los algoritmos en la medicina del futuro. Estos sistemas 'inteligentes' permitirán el logro de grupos pronósticos más ajustados, fruto de variables obtenidas por su utilidad y que, una vez validadas, podrán ser aplicadas en la práctica clínica de manera rigurosa.

En las jornadas se presentó el libro 'Algoritmos Diagnóstico - Terapéuticos en Tumores Digestivos', editado por el doctor Oruezábal con información de 31 ponentes de seis centros de Oncosur (Fundación Hospital de Alcorcón, Hospital de Fuenlabrada, Hospital Universitario 12 de Octubre, Hospital Universitario de Getafe, Hospital Infanta Cristina de Parla y Hospital Infanta Leonor de Vallecas), y del Hospital Clínico San Carlos, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Hospital Universitario La Paz y Hospital Universitario Puerta de Hierro.


A destacar

Los participantes han tenido la oportunidad de comprobar como la técnica de los algoritmos no solo ayuda a tomar decisiones clínicas en los cánceres de esófago, estómago o páncreas, sino también a definir y unificar las prácticas médicas y asistenciales.

Estos sistemas 'inteligentes' permitirán el logro de grupos pronósticos más ajustados.