El Hospital Virgen del Rocío aborda más de 50 casos de aneurisma de aorta a través del tratamiento endovascular

Esta técnica de navegación por el sistema vascular permite evitar la cirugía.

Cirujanos vasculares, radiólogos intervencionistas y anestesistas integran el equipo multidisciplinar que ha resuelto con éxito más de 50 casos de aneurismas de aorta torácicos y abdominales desde que el Hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, incorporó el tratamiento endovascular.

Esta técnica de navegación por el sistema vascular sustituye a la cirugía abierta tradicional, minimizando los riesgos para el paciente y acelerando el proceso de recuperación. Los buenos resultados y la consolidación de este procedimiento han llevado al centro a garantizarlo de manera urgente, las 24 horas del día durante los 365 días del año, según ha informado la Consejería de Salud de la junta de Andalucía en una nota de prensa.

El proceso

Una pequeña incisión a la altura de la ingle, donde se encuentra la arteria femoral, sirve de entrada en la mayoría de los casos para la introducción de la prótesis correctora y su conducción hasta la zona afectada de la aorta.

El equipo del centro sevillano ha implantado más de 70 endoprótesis, en algunos casos con abordajes de alta complejidad, como las disecciones de aorta, en las que se hace necesario implantar al paciente varias prótesis a diferentes niveles; los aneurismas simultáneos de tórax y abdomen; y la implantación de una prótesis fenestrada en un paciente que sufría un aneurisma de aorta suprarrenal, sumándose a los escasos 30 casos que se han registrado en Europa en los últimos años.


Lo más destacado

Desde el corazón. La aorta es el sistema de conducción sanguínea más importante del organismo. Nace del corazón y lleva la sangre por todos los órganos y sistemas del cuerpo. El aneurisma de aorta se produce cuando esta arteria vital se dilata, llegando a ser mortal si se produce su rotura y no se controla la hemorragia a tiempo.

La importancia de una rápida atención. La llegada en las primeras horas a un centro hospitalario y la disponibilidad de un dispositivo asistencial con profesionales altamente cualificados y una tecnología de vanguardia, permiten reducir el impacto de esta grave patología.