La ecografía carotídea es clave para reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares

11-II-2010. Permite conocer la predisposición del paciente a padecer eventos cardiovasculares

El diagnóstico precoz basado en la ecografía carotídea es clave para reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares de los pacientes con enfermedad renal crónica. Según informa Europa Press es una dolencia que padecen el 11 % de los españoles, según destacaron los expertos del II International Meeting on VDR Activation, celebrado recientemente en Barcelona con la participación de más de 300 nefrólogos, casi el 20 % de la Nefrología en España.

Según el doctor Blai Coll, coordinador de la Unidad de Detección y Tratamiento de Enfermedades Aterotrombóticas (UDETMA), este tipo de ecografías permite "conocer la predisposición del paciente a padecer eventos cardiovasculares y, por tanto, determinar cuál es la intensidad del ejercicio físico que debe realizar, cuántos kilos debe perder y cuáles son los niveles óptimos de colesterol y tensión en ese paciente en particular".

Ecografía carotídea

Hasta ahora, el riesgo cardiovascular se había medido con fórmulas matemáticas según la estimación del riesgo. Sin embargo, seis de cada 10 pacientes que padecen un ictus o una angina de pecho presentan sólo uno de los factores de riesgo clásicos. El coordinador de UDETMA, unidad pionera en Europa en el diagnóstico precoz de la enfermedad vascular asegura que "es importante recalcar la necesidad de la ecografía carotídea".

Esta técnica permite realizar un diagnóstico de imagen y determinar con exactitud, de forma indolora y no invasiva, en qué estado se encuentra la salud arterial del paciente, permitiendo así frenar el avance de las enfermedades cardiovasculares.

Para la doctora Elvira Fernández, responsable del Servicio de Nefrología del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida, "esta técnica permitirá frenar el avance de la prevalencia de las enfermedades cardiovasculares en la población general y en otras de alto riesgo, como diabéticos y enfermos renales, como la mamografía atenuó el cáncer de mama".


Lo más destacado

El diagnóstico precoz basado en la ecografía carotídea es clave para reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares de los pacientes con enfermedad renal crónica.

Esta técnica permite realizar un diagnóstico de imagen y determinar con exactitud, de forma indolora y no invasiva, en qué estado se encuentra la salud arterial del paciente.