Celebrada una conferencia de Prevención de enfermedades cardiovasculares en el marco de la Presidencia española de la Unión Europea

23-II-2010. El objetivo de esta conferencia ha sido examinar el impacto de las enfermedades cardiovasculares en Europa

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en la Unión Europea, dónde más de dos millones de personas fallecen al año por este motivo. En España la cifra total de fallecidos ascendió en 2007 a 124.126, lo que supuso el 32,21% de las defunciones totales. En estas estadísticas también se pueden apreciar desigualdades de género y aunque las tasas más altas por edad se observan en hombres de más de 85 años, el número absoluto de muertes es más alto en mujeres, según informan en nota de prensa.

El secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, inauguró la semana pasada la conferencia Prevención de enfermedades cardiovasculares, que ha organizado en Madrid el Ministerio de Sanidad y Política Social en el marco de la Presidencia española de la Unión Europea. La conferencia reunió a prestigiosos investigadores, responsables de políticas gubernamentales y representantes de sociedades profesionales y de pacientes de los 27 países miembros.

Entre los representantes españoles ha destacado la participación del director de la Agencia de Calidad del Sistema Nacional de Salud, Pablo Rivero, y de la responsable de la Oficina de Planificación Sanitaria y de Calidad, Concepción Colomer.

El objetivo de esta conferencia ha sido examinar el impacto de las enfermedades cardiovasculares en Europa, los progresos realizados en esta materia desde la declaración realizada en 2002 durante la anterior Presidencia española de la UE, e identificar los puntos críticos en el abordaje de esta enfermedad, además de consensuar propuestas de prevención.

Disminuir la prevalencia

Dentro de las medidas propuestas para disminuir la prevalencia de los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular, que también son comunes a otras enfermedades no transmisibles como el cáncer y la diabetes, destacan la prevención del tabaquismo y la mejora de la nutrición y la alimentación. Ambas líneas de trabajo son prioritarias para el Ministerio de Sanidad y Política Social.

En lo que se refiere al desarrollo de las estrategias de salud cardiovascular en Europa, España ha propuesto como modelo extensivo al resto de países de la UE la Estrategia en cardiopatía isquémica del Sistema Nacional de Salud. A este respecto, la Sociedad Europea de Cardiología ha respaldado la presentación en la conferencia de dicha estrategia al resto de países, por considerar que aborda de manera integral la enfermedad, ya que abarca la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la posterior rehabilitación de los enfermos.

Además, la conferencia ha desarrollado otros aspectos como la identificación de las desigualdades sociales, económicas y de género; los sistemas de información y el cribado de los factores de riesgo; la aplicación de las buenas practicas en la prevención y la atención a las enfermedades cardiovasculares de las políticas europeas.


Lo más destacado

Las tasas más altas por edad se observan en hombres de más de 85 años, el número absoluto de muertes es más alto en mujeres.

Dentro de las medidas propuestas para disminuir la prevalencia de los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular, destacan la prevención del tabaquismo y la mejora de la nutrición y la alimentación.