Programa piloto para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca

25-II-2010. Los Servicios de Cardiología y Nefrología del Hospital Clínico Universitario de Valencia trabajan en este programa desde hace algo más de un año

El Hospital Clínico Universitario de Valencia ha iniciado un programa piloto entre los Servicios de Cardiología y Nefrología para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca refractaria, aquella que no responde adecuadamente a los tratamientos médicos tradicionales, con el empleo de la diálisis peritoneal.

Los Servicios de Cardiología y Nefrología del Hospital Clínico Universitario de Valencia, que trabajan en este programa desde hace algo más de un año, han tratado hasta el momento a un total de 16 pacientes adultos, con resultados "muy prometedores", según afirmó el jefe del servicio de Nefrología del hospital valenciano, el doctor Alfonso Miguel, portavoz asimismo del Grupo para la Evaluación Económica del Tratamiento Sustitutivo Renal (GEETSR).

Retención de líquidos

Según informa Europa Press, "los pacientes con insuficiencia cardiaca suelen presentar retención de líquidos, lo que conlleva la aparición de fatiga que, en ocasiones, les impide permanecer acostados y dificulta su calidad de vida, informó el GEETSR en un comunicado".

Cuando no se responde al tratamiento habitual con diuréticos muchos pacientes deben ser hospitalizados. En estos casos, una alternativa que se ha mostrado "eficaz", según los expertos, es el empleo de la diálisis peritoneal, una técnica que permite la eliminación de líquidos y la limpieza de sustancias tóxicas en el organismo.

Con esta técnica "se consigue un aumento en la calidad de vida de los enfermos con insuficiencia cardiaca crónica a la vez que se disminuye el consumo de recursos asistenciales por reducir el número de ingresos hospitalarios", señaló el doctor Miguel.


Lo más destacado

El Hospital Clínico Universitario de Valencia ha iniciado un programa piloto entre los Servicios de Cardiología y Nefrología para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca refractaria.

Con esta técnica se consigue un aumento en la calidad de vida de los enfermos con insuficiencia cardiaca crónica a la vez que se disminuye el consumo de recursos asistenciales por reducir el número de ingresos hospitalarios.