Novartis inicia el proyecto “Nuevos retos en el cuidado del paciente hipertenso de alto riesgo”

09-VII-08. El contenido de los cursos estará basado en el estudio de casos clínicos de alto interés que recogerán las experiencias más relevantes en la práctica clínica diaria de nuestro país

La iniciativa pretende dar respuesta eficaz a la compleja realidad del cuidado del paciente hipertenso. Mediante tres cursos, Novartis ofrecerá no sólo una innovadora y útil vía de renovación en la formación médica continuada, sino también un instrumento adecuado para el cuidado del paciente hipertenso de alto riesgo.

La hipertensión arterial (HTA) se asocia con gran frecuencia a insuficiencia cardíaca y a la enfermedad coronaria. Por otra parte, es bien sabido que a mayor tensión arterial (por encima de lo normal), mayor posibilidad de presentar eventos cardiovasculares (infarto, accidente cerebro vascular, etc.).

La complejidad del manejo clínico-terapeútico de los pacientes con HTA y otros factores de riesgo o enfermedad cardiovascular concomitante, representa un gran reto para todos los médicos especialistas.

Según el Dr. Manuel Anguita, del Servicio de Cardiología del Hospital Reina Sofía de Córdoba y miembro del Comité Científico del curso, “la prevalencia de HTA de alto riesgo está en torno al 10-15% de la población adulta española. El manejo de estos pacientes es complejo debido a la gran cantidad de posibilidades terapéuticas existentes, con numerosos grupos farmacológicos y fármacos dentro de cada grupo, los tratamientos asociados de enfermedades, sobre todo cardíacas, la necesidad de asociar varios fármacos para conseguir alcanzar los niveles de tensión arterial recomendados, etc.”.

Por otro lado, el Dr. Alejandro de la Sierra, de la Unidad de Hipertensión del Hospital Clinic de Barcelona y miembro del Comité Científico señala que “el elemento esencial que nos puede ayudar a identificar precozmente a estos pacientes, y por lo tanto tratarlos de forma más intensa antes de que su riesgo progrese es la detección de lo que llamamos lesión silente orgánica, es decir, ser capaces de detectar anomalías cardiacas, anomalías renales, anomalías vasculares antes de que estas hayan dado clínica, porque muchas veces cuando se produce la sintomatología clínica es porque estas alteraciones están muy avanzadas y entonces es muy difícil de retrogradarlas”.


Lo más destacado

Se sabe que a mayor tensión arterial, mayor posibilidad de presentar eventos cardiovasculares (infarto, accidente cerebro vascular, etc.)