El 80 por ciento de los costes sanitarios en Insuficiencia Cardiaca son consecuencia de los ingresos hospitalarios

06-IX-07. Una nueva unidad del Hospital Ramón y Cajal potencia la cercanía durante la estancia hospitalaria, lo que proporciona seguridad en el paciente y su familia, además de conseguir una mejora clínica

Por la Unidad de Insuficiencia Cardiaca y Riesgo Vascular del Paciente Anciano (UICARV) del Hospital Ramón y Cajal han pasado más de 500 enfermos y los responsables de la misma esperan poder evitar a lo largo de este año unos 200 ingresos hospitalarios, 1.000 visitas a Urgencias y un significativo ahorro sanitario.

Con la ayuda de AstraZéneca, entre otros colaboradores, se ha puesto en marcha esta Unidad cuyos principios básicos son la atención personalizada y continuada para conseguir el beneficio del paciente y la satisfacción de sus familias. Para el doctor Luis Manzano, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Ramón y Cajal (Madrid) y responsable de la UICARV, este nuevo planteamiento sanitario es “necesario e imprescindible, se extenderá en el futuro, porque la Insuficiencia Cardiaca en el anciano no es un problema sólo del paciente, sino que involucra también a las familias por lo que se convierte en una patología con un impacto sociosanitario enorme”.

Más comunicación

El perfil de los pacientes que se benefician de esta nueva Unidad es el de “una mujer de 80 años, hipertensa, diabética, hipercolesterolémica, obesa, con insuficiencia cardiaca diastólica, que frecuentemente padece de anemia, insuficiencia renal y problemas respiratorios asociados, que toma alrededor de diez fármacos y es atendida por diferentes facultativos especialistas”, explica el doctor Manzano. “El objetivo de la Unidad es tratar al paciente siempre que sea necesario, incluidas las reagudizaciones que precisan una atención urgente. Para ello, mantenemos una fluida comunicación con el paciente y su médico de familia, a través del contacto telefónico”, comenta el responsable de UICARV.

 



Lo más destacado

Lejos del Hospital. . El doctor Manzano destaca la labor que realiza su grupo al “alejar” al enfermo del hospital. Para este especialista “es un fracaso del sistema si el hospital tiene que ocuparse de las agudizaciones que presenta el paciente por una inadecuada implementación de la medicación o porque no se le ha podido controlar la presión arterial... Además, es un sufrimiento añadido que padece el paciente y un gasto sanitario muy considerable. El 80 por ciento de los costes sanitarios en Insuficiencia Cardiaca son consecuencia de los ingresos hospitalarios”.