Obesidad abdominal y factores de riesgo cardiometabólicos

24-IX-07. Las personas con un exceso de adiposidad intra-abdominal suelen presentar bajos niveles de colesterol bueno y elevados niveles de triglicéridos en sangre ”

Las actuales estrategias clínicas para el tratamiento de las enfermedades cardíacas se siguen centrando en el tratamiento de los factores de riesgo individuales. A pesar de los destacados avances conseguidos en la reducción de la prevalencia de algunos de los factores de riesgo más reconocidos, como fumar, la elevada cifra de colesterol, elevada presión arterial y diabetes y otros factores de riesgo emergentes, se estima que cerca de la tercera parte de todos los fallecimientos anuales son causados por enfermedades cardíacas. Además, 246 millones de personas en todo el mundo padecen actualmente diabetes de tipo 2, y el número de personas afectadas se espera que alcance los 380 millones para 2025. Cada año se atribuyen a la diabetes casi cuatro millones de fallecimientos.

Los factores de riesgo cardiometabólicos tienden a agruparse, siendo la principal característica la obesidad abdominal (fácilmente evaluable por medio de la circunferencia de la cintura). Estudios han demostrado que las personas con agrupación de factores de riesgo cardiometabólico, conocido como síndrome metabólico, tienen un elevado riesgo global cardiometabólico, por ejemplo, un riesgo más del doble de desarrollar eventos cardiovasculares ateroescleróticos y casi cinco veces más de desarrollar diabetes de tipo 2, en comparación con los que no padecen ningún tipo de factor de riesgo cardiometabólico. Los factores de riesgo cardiometabólicos emergentes, como los bajos niveles de colesterol bueno (colesterol HDL) y elevados niveles de triglicéridos en sangre, se suelen dar en personas con obesidad abdominal, sobre todo los que padecen un exceso de adiposidad intra-abdominal.

Recientemente, las investigaciones han identificado el sistema endocannabinoide (ECS), una red de receptores a través del cuerpo que tiende a mostrar un exceso de actividad en personas que luchan contra el peso y los riesgos de la salud relacionados con el peso. Este exceso de actividad contribuye a disponer de un elevado número de glucosa en sangre, un perfil de grasas insano, además del almacenamiento de las grasas como exceso de peso y de peso dentro de la sección media.



Lo más destacado

Datos. Se estima que cerca de la tercera parte de todos los fallecimientos anuales son causados por enfermedades cardíacas. Además, 246 millones de personas en todo el mundo padecen actualmente diabetes de tipo 2, y el número de personas afectadas se espera que alcance los 380 millones para 2025. Cada año se atribuyen a la diabetes casi cuatro millones de fallecimientos.