Una guía de bolsillo de la OMS permitirá salvar vidas gracias a la predicción del riesgo cardíaco y cerebrovascular

17-IX-07. Es el primer sistema utilizable en el mundo entero para predecir el riesgo cardiovascular y ha sido especialmente diseñado para aplicar a personas de todo el mundo, incluidos los entornos con escasos recursos

Cualquier trabajador de salud puede llevar consigo y utilizar la Guía de bolsillo para la evaluación y el manejo del riesgo cardiovascular. Esta guía, disponible en seis idiomas, contiene gráficos fáciles de utilizar que permiten predecir el riesgo de ataque cardíaco o de accidente cerebrovascular y podrían ayudar a los trabajadores de salud a salvar y mejorar vidas humanas en todos los países, según informa la Organizaión Mundial de la Salud (OMS) en una nota de prensa.

"Verdaderamente, es un gran adelanto. Los trabajadores de salud de todo lugar - ya sea que atiendan a sus pacientes en un centro médico con tecnología de avanzada en una gran ciudad o se desplacen en bicicleta para ir a visitarlos en zonas rurales - pueden utilizar un instrumento sencillo para la evaluación y el tratamiento a fin de prevenir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares", señaló la Directora General de la OMS, doctora Margaret Chan. "Los agentes de atención primaria de salud disponen ahora de una nueva herramienta que les permitirá evaluar y tratar a quienes corren riesgo cardíaco o cerebrovascular. La atención cardiovascular puede llegar así a los lugares y personas que más la necesitan."

Este es el primer sistema utilizable en el mundo entero para predecir el riesgo cardiovascular, y ha sido especialmente diseñado para aplicar a personas de todo lugar, incluidos los entornos con escasos recursos. Es una innovación importante que ayudará a los trabajadores de salud a destinar los recursos limitados de la atención de salud a quienes corren mayor riesgo cardíaco o cerebrovascular. Estas directrices se distribuirán a los trabajadores de salud en forma de guías de bolsillo para cada región de la OMS (los perfiles de riesgos son diferentes en diferentes partes del mundo).

“Muerte repentina”

"Nunca estamos preparados para la muerte repentina de un familiar o un amigo por causa de un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular", observa la doctora Catherine Le Galès-Camus, Subdirectora General de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. "Las enfermedades cardiovasculares están aumentando y adquiriendo proporciones epidémicas en los países en desarrollo; representan ya un tercio de las defunciones mundiales y casi un 10% de la carga mundial de morbilidad, y probablemente en 2010 pasarán a ser la principal causa de defunción en el mundo en desarrollo. Sin embargo, tenemos motivos para abrigar esperanzas, dado que hay enormes posibilidades de controlar esta epidemia emergente. Estos gráficos de riesgo son un instrumento nuevo muy importante para dispensar la mejor atención de salud a la población de todo el mundo."

Para que la guía de bolsillo llegue a los trabajadores de salud que deben utilizarla, la OMS colaborará con ministerios de salud nacionales y organizaciones no gubernamentales dedicadas a la salud a fin de organizar talleres de capacitación de instructores y distribuir dicha guía.



De interés

Las guías. Los gráficos integran los siguientes factores para predecir el riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular dentro de los 10 años siguientes a la evaluación del paciente:

• Edad

• Sexo

• Consumo de Tabaco

• Presión Arterial

• Diabetes

• Colesterol en Sangre

La guía de bolsillo también incorpora recomendaciones, basadas en el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, en las siguientes áreas:

• Abandono del hábito de fumar • Cambios alimentarios

• Actividad física

• Control del peso corpora

• Ingesta de alcohol

• Administración de antihipertensivos

• Hipolipemiantes

• Hipoglucemiantes

• Antiplaquetarios

• Tratamiento anticoagulante

• Revascularización quirúrgica

• Así como medicamentos no recomendados