La lucha por el control de la diabetes tiene importantes implicaciones económicas para los sistemas de salud

19-IX-07. Un estudio europeo revela que un mal control de esta enfermedad supone además una grave amenaza para los pacientes

Un exhaustivo estudio de más de 750 pacientes con diabetes tipo 2 en Europa revela que un mal control de la diabetes supone una grave amenaza para los pacientes, así como una importante carga económica para los sistemas de salud. Los resultados del estudio ‘En Diabetes, Elige el Control’, debatidos esta semana en el 43º Congreso Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD, en sus siglas en inglés), que se celebra en Ámsterdam, señalan las serias implicaciones económicas que surgen como resultado, por una parte, de la lucha de los pacientes por controlar su diabetes, por otra, de los cuidados que necesitan para tratar las complicaciones relacionadas con un mal manejo de la diabetes, y, por último, como consecuencia del aumento en Europa del número de personas a las que, cada año, se diagnostica diabetes tipo 2.

“Hay más de 53 millones de personas en Europa que padecen diabetes tipo 2 y complicaciones asociadas, entre las que se incluyen ceguera, fallo renal, neuropatías y ataque cardiaco –cuyos cuidados cuestan a los sistemas de salud casi 3,5 veces más que para las personas sin diabetes tipo 2” explicó el Profesor Eberhard Standl, responsable del Instituto de Investigación de Diabetes de Munich y presidente electo de la Federación Europea de Diabetes. “Los resultados del estudio ‘En Diabetes, Elige el Control’ confirman la necesidad de un mejor manejo de la enfermedad para aliviar los enormes costes asociados a ella y sus complicaciones a largo plazo.”

Una mejor educación

Es importante entender cómo retrasar el avance o prevenir la enfermedad, ya que cerca del 5 por ciento de los presupuestos sanitarios europeos se invierten en personas con diabetes tipo 2. El estudio ‘En Diabetes, Elige el Control’ se realizó para confirmar la necesidad de una educación más coherente en torno a la enfermedad y unas estrategias de tratamiento y manejo satisfactorias.

Los principales hallazgos del estudio muestran que más del 75 por ciento de los pacientes, que no manejan bien su diabetes tipo 2, creen que controlan adecuadamente la enfermedad. La mitad de los pacientes encuestados cree tener una diabetes ‘leve’, a pesar de admitir que no comprenden del todo la importancia de los objetivos indicadores del buen control de la glucosa en sangre (HbA1c) y de no ser conscientes de las complicaciones asociadas a la enfermedad.

Afrontar la diabetes

El estudio ‘En Diabetes, Elige el Control’ resume las recomendaciones de cómo afrontar el problema de la diabetes:
  • • Proporcionar estrategias de intervención práctica que permitan a los pacientes cambiar de actitud –por ejemplo, perder peso puede ser un factor de motivación positivo–.
  • • Aumentar la concienciación y la comprensión sobre la importancia de lograr los objetivos de HbA1c.
  • • Motivar a profesionales sanitarios y pacientes para que tomen las acciones oportunas, cuando los pacientes no estén controlados.
  • • Educar a las personas con diabetes tipo 2 sobre el tratamiento con insulina –reducir sus miedos y no usarla como una amenaza en las primeras fases de la diabetes–.
  • • Proporcionar estrategias mejoradas de manejo de la enfermedad, que puedan ayudar a los pacientes a obtener un control efectivo de su diabetes.
“Muchos países europeos experimentarán un aumento dramático de la diabetes en 2025, y creemos que una mejor educación del paciente puede compensar muchos de los costes asociados al cuidado de las personas con diabetes tipo 2,” explicó el doctor Andreas Liebl, Director Médico del Centro de Diabetes y Metabolismo en Bad Heilbrunn, Alemania. “Un manejo estricto de la glucosa en sangre, un buen control glucémico y un control del peso en todas las fases de la enfermedad resultan cruciales para manejarla y aligerar la carga económica existente para los sistemas de salud.”


De interés

Sobre la diabetes. Descrita como ‘epidemia’ o ‘bomba de relojería’, actualmente la diabetes afecta a más de 246 millones de personas en todo el mundo, y a más de 53 millones sólo en Europa –se estima que aumentará hasta los 64 millones en 2025. Teóricamente, en todos los países desarrollados, la diabetes se sitúa entre las principales causas de ceguera, fallo renal y amputación de los miembros inferiores, así como muerte por sus efectos sobre la enfermedad cardiovascular (el 70-80 por ciento de las personas con diabetes fallece de enfermedad cardiovascular).