Un nuevo fármaco para el tratamiento del Síndrome Coronario Agudo

10-IX-07. Las personas con SCA tienen un riesgo aumentado inmediato y a largo plazo de sufrir ataque cardiaco recurrente y de muerte por causa cardiaca

GlaxoSmithKline ha anunciado que la Agencia Europea del Medicamento (EMEA en sus siglas en ingles) ha autorizado una nueva indicación para el anticoagulante ARIXTRA, administrado una vez al día, para el tratamiento de pacientes con síndromes coronarios agudos (SCA). Los SCA afectan aproximadamente a 3 millones de personas en todo el mundo e incluyen dolor de pecho (angina inestable) y dos tipos específicos de ataque cardiaco. “Los beneficios en la mortalidad con fondaparinux comparado con enoxaparina y la autorización europea de fondaparinux pueden permitir a los médicos considerar una nueva opción de tratamiento para pacientes con SCA”, afirma Andrew Zamabanini, Director del Centro de Medicina Cardiovascular y Metabólica de GSK.

Esta autorización coincide con la guía de recomendaciones recientemente publicada por la Sociedad Europea de Cardiología, y que ha otorgado a fondaparinux la recomendación más alta para el tratamiento anticoagulante en pacientes con AI/IMSEST, mientras se decide la estrategia de tratamiento invasivo temprano (<72 horas) o conservador. La autorización de la indicación para el tratamiento del SCA se basa en resultados positivos de dos ensayos pivotales fase III que incluyeron más de 32.000 pacientes y que evaluaron fondaparinux frente a enoxaparina o frente a terapias convencionales de heparina no fraccionada o placebo para el tratamiento de los pacientes con SCA seleccionados.

Fondaparinux es el primero en una clase de antitrombóticos que inhibe selectivamente el Factor Xa, una proteína central en el proceso de coagulación. En el tratamiento de la trombosis, el Factor Xa juega un papel central en la generación de trombina, una proteína sanguínea que facilita la coagulación de la sangre. Las personas que padecen SCA tienen un riesgo aumentado inmediato y a largo plazo de sufrir ataque cardiaco recurrente y de muerte por causa cardiaca.

 



Lo más destacado

Advertencias. Cuando se emplea anestesia epidural/espinal o punción espinal, los pacientes anticoagulados con heparinas de bajo peso molecular, heparinoides o fondaparinux sódico están en riesgo de desarrollar un hematoma epidural o espinal, que puede dar como resultado parálisis a largo plazo o permanente. El riesgo de estos efectos puede ser mayor con el uso postoperatorio de catéteres epidurales o con el uso concomitante de fármacos que afectan a la hemostasia. No deberá utilizarse anestesia espinal/epidural conjuntamente con fondaparinux para el tratamiento del tromboembolismo venoso (TEV).