El verano también es una buena época para realizar actividad física

06-VIII-09. En esta época hay que tener precauciones para evitar la deshidratación o una exposición prolongada al sol de los niños

La AESAN, Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, recuerda que una alimentación variada y equilibrada y la práctica habitual de actividad física es fundamental para la salud en la infancia ya que contribuye a un correcto crecimiento y desarrollo, aumenta su capacidad de aprendizaje y mejora el rendimiento escolar, entre otros.

En una nota de prensa, este organismo explica que durante la infancia y la adolescencia se consolidan muchos comportamientos, entre ellos los hábitos alimentarios y de actividad física. Seguir un estilo de vida saludable desde la infancia previene el sobrepeso y la obesidad, y por ello disminuye el riesgo de padecer algunas de las principales enfermedades crónicas que se presentan en la edad adulta (como por ejemplo las enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2 o la hipertensión arterial, entre otras).

Para AESAN, la mejor manera de alimentar a los niños durante el verano es proporcionarles una amplia variedad de alimentos que les aporten todos los nutrientes necesarios. Y recuerda que en una alimentación equilibrada hay alimentos que deben consumirse varias veces al día, como los derivados de los cereales, las frutas y verduras o la leche y los productos lácteos; otros deben consumirse varias veces a la semana, como el pescado, la carne o los huevos; mientras que algunos sólo deben consumirse ocasionalmente, dado su alto contenido en grasas, azúcares o sal.

La actividad física también debe incorporarse a la rutina diaria y por ello, la Agencia recomienda hacer diariamente alguna actividad física y limitar las actividades que sean más sedentarias (como ver la televisión, el ordenador o los videojuegos).