Las malas posturas en el trabajo y en la vida diaria son los detonantes a evitar para no sufrir lumbalgias o dolores de espalda

04-II-2010. También influye el sedentarismo, la obesidad y las actividades laborales

Las malas posturas en el trabajo y en la vida diaria, el sedentarismo, la obesidad y algunas actividades, sobre todo laborales, en las que se requiere de un gran esfuerzo físico, son los detonantes a evitar para no sufrir lumbalgias o dolores de espalda, según explicaron especialistas de la Sociedad Española de Reumatología.

Según una Encuesta Europea de Salud en España de la que se hace eco la agencia de noticias Europa Press "tanto el lumbago como el dolor cervical se han convertido en las dos dolencias crónicas que más se diagnostican en España en personas mayores de 16 años".

El estudio indica que uno de cada cuatro españoles padece de forma frecuente estos dolores reumáticos, lo que "en números redondos" asciende a casi diez millones de personas con este tipo de problemas en España, "una cifra muy superior a los que padecen hipertensión o alergias", informó la SER en un comunicado.

Tensión muscular mantenida

Según el informe, en la gran mayoría de los casos el origen del dolor cervical o lumbar radica en una tensión muscular mantenida, relacionada con frecuencia con estrés o tensión emocional.

Los expertos achacan como causas menos frecuentes, "pero quizás más consistentes con la aparición de dolor", los traumatismos, como giros o golpes bruscos, y por otro las enfermedades inflamatorias de la columna, como las espondilitis u otras.

Algunas prácticas "sencillas" como es la realización de deporte, en especial la natación, el reposo o unas normas básicas de higiene postural a la hora de realizar actividades como ir a la compra, hablar por teléfono, limpiar o planchar, podrían reducir estas preocupantes cifras.



A destacar

Las malas posturas en el trabajo y en la vida diaria, el sedentarismo, la obesidad y algunas actividades, sobre todo laborales, en las que se requiere de un gran esfuerzo físico, son los detonantes a evitar para no sufrir lumbalgias o dolores de espalda

El lumbago como el dolor cervical se ha convertido en las dos dolencias crónicas que más se diagnostican en España en personas mayores de 16 años.