Extremar las precauciones en el extranjero

24-VI-09. Esteve recuerda que en esta época es muy propicio el síndrome del viajero

La mayoría de las personas digieren más alimentos fuera de su casa en la época estival. Por ello los expertos recomiendan un año más que se extremen las precauciones con ciertos alimentos que pueden conservarse en mal estado con el calor.

Según una nota de prensa de la empresa Esteve que publica Europa Press no se debe "consumir fruta sin pelar, verduras, carnes, pescados o huevos crudos o poco cocinados". Recomiendan además tomar agua embotellada cuando se viaje a países extranjeros, especialmente los destinos exóticos, para evitar la "diarrea del viajero", según informa Esteve en un comunicado.

Con las ensaladas, los expertos recuerdan que hay que tener cuidado porque pueden haber sido lavadas con agua contaminada. Además se debe extremar más aún la precaución con los productos de pastelería, helados, mayonesas y salsas caseras, porque su conservación en ocasiones no es la adecuada. Además, señalan que la leche ha de estar pasteurizada o hervida, asimismo se ha de evitar el consumo de quesos frescos o productos lácteos no pasteurizados, y se deben evitar las bebidas con hielo.

En el caso de platos que se sirven fríos, pero que llevan preparados varias horas, se recuerda que si las carnes no están bien cocidas pueden contener parásitos en estado larvario.

Diarrea del viajero

En el caso de contraer la enfermedad denominada diarrea del viajero, los médicos recomiendan seguir durante unos días una dieta "blanda" de alimentos como arroz y zanahoria hervidos, pescado hervido, carne a la plancha, plátanos, manzanas, pan blanco tostado y yogur. Por el contrario se deberán evitar consumir leche y sus derivados, excepto yogur, así como prácticamente el resto de alimentos y café, té, alcohol, bebidas refrescantes y fibra, ya que estimula la movilidad intestinal.

Los expertos explican que las diarreas más frecuentes suelen aparecer repentinamente y duran entre uno y cinco días, y pueden ir acompañadas de otros síntomas como fiebre, dolor abdominal, náuseas, vómitos y pérdida de apetito.



Lo más destacado

Evitar consumir fruta sin pelar, verduras, carnes, pescados o huevos crudos o poco cocinados.

Evitar productos de pastelería, helados, mayonesas y salsas caseras, porque su conservación en ocasiones no es la adecuada.