El Hospital de Valdepeñas de Ciudad Real pone en marcha medidas para humanizar el parto

02-III-2010. El recién nacido permanece con la madre piel con piel de forma interrumpida durante dos horas

El Hospital de Valdepeñas de Ciudad Real, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha puesto en marcha una serie de recomendaciones encaminadas a mejorar y humanizar la atención del parto normal entre la población de su área de referencia.

Una de las actuaciones contempladas en el protocolo de atención al parto normal creado en el año 2008 por el Servicio de Paritorio de este centro hospitalario está destinada a fomentar el contacto precoz piel con piel, según informan en nota de prensa.

Su implantación ha permitido que, tras el parto, el recién nacido permanezca con la madre piel con piel de forma ininterrumpida durante dos horas, favoreciendo así la adaptación a la vida extrauterina, el agarre espontáneo y el refuerzo del vínculo afectivo, entre otras ventajas.

Contacto con el padre

Tras un primer contacto con la madre, es el padre quien mantiene a su bebé piel con piel en la Sala de dilatación del Hospital de Valdepeñas. "La técnica consiste en colocar al recién nacido en brazos del padre, quien permanece desnudo de cintura para arriba y sentado en una mecedora, ambos cubiertos con una manta y en un ambiente íntimo y tranquilo, con una temperatura agradable y luz tenue", según comentan.

Según apunta el personal de Paritorio del Hospital de Valdepeñas, el bebé también siente calor, regula su temperatura, desarrolla su olfato y tacto y llora menos. Se refuerza el vínculo afectivo hasta que la madre sale de la Sala de reanimación, momento en el cual es el propio padre quien lleva a su bebé con su madre.



A destacar

El Hospital de Valdepeñas dio a conocer los beneficios de esta práctica durante la celebración del V Congreso Español de Lactancia Materna celebrado en Murcia en marzo de 2009.

La puesta en marcha de medidas como las citadas se enmarca dentro del objetivo del Gobierno de Castilla-La Mancha de humanizar la atención del parto normal.