Expertos recomiendan no tomar el sol como aporte de vitamina D

11-II-2010. Se deben incluir en la dieta suplementos de vitamina D junto a verduras, frutas y hortalizas

Tomar el sol para proporcionar al organismo un aporte extra de vitamina D "no tiene una relación riesgo beneficio positiva" si se hace sin la protección adecuada, ya que los rayos solares pueden provocar fotoenvejecimiento e, incluso, cáncer de piel, según afirmó el director del Environmental Health Research Institute de Dusseldorf, el profesor Jean Krutmann.

Para este experto, los médicos "no deberían animar a la gente a tomar el sol" para obtener esa "dosis extra" de vitamina D, un compuesto liposoluble también presente en algunos alimentos que ayuda a los huesos a absorber el calcio y a evitar la osteoporosis. Según Krutmann, la población puede "malinterpretar" estas recomendaciones y no utilizar fotoprotección "para conseguir así que el cuerpo produzca más vitamina D".

Según el experto en declaraciones tomadas por Europa Press, "las personas más que tomar el sol, deben incluir en la dieta suplementos de vitamina D junto a verduras, frutas y hortalizas, para mantener unos niveles óptimos de este compuesto y de otros antioxidantes" en el organismo. Esto es especialmente recomendable en las mujeres posmenopáusicas, donde la absorción del calcio es "crucial" para evitar que aparezcan los primeros síntomas de la osteoporosis, recordó.

Radiación infrarroja A

El profesor Krutmann destacó el gran desconocimiento que existe en torno a la radiación infrarroja A (IRA), uno de los principales responsables del envejecimiento prematuro de la piel que además "puede llegar a tener efectos nocivos sobre la salud a largo plazo".

Del total de la radiación solar a la que el cuerpo humano está expuesto, los IRA son los que penetran hasta la capa más profunda de la piel (hipodermis), y representan un 31 % de la energía solar, frente al 6,8 % de la radiación ultravioleta (UVA y UVB).

Estudios recientes han confirmado que los IRA provocan "una importante respuesta biológica de los fibroblastos", moléculas encargadas de regular el colágeno de la piel y de evitar que ésta sea dañada por los agentes externos, señaló Krutmann.


Lo más destacado

Las personas más que tomar el sol, deben incluir en la dieta suplementos de vitamina D junto a verduras, frutas y hortalizas, para mantener unos niveles óptimos de este compuesto y de otros antioxidantes.

Es especialmente recomendable en las mujeres posmenopáusicas, donde la absorción del calcio es crucial para evitar que aparezcan los primeros síntomas de la osteoporosis.