La empresa sueca Q-Med celebra el X aniversario del implante facial 'Restylane'

"Se trata del producto de rejuvenecimiento facial preferido por los españoles", aseguran desde la compañía.

La compañía sueca Q-Med celebra estos días el X aniversario del implante facial 'Restylane', basado en la tecnología 'NASHA' (siglas en inglés de Ácido Hialurónico Estabilizado de Origen No Animal), que "se ha consolidado en sus diez años de existencia en el mercado europeo como el implante de rejuvenecimiento facial preferido por los españoles, debido a la seguridad en su uso, a su fiabilidad y a que se trata de un tratamiento cómodo y sin complicaciones que ofrece resultados naturales", informó la propia empresa en un comunicado.

En este sentido, el vicepresidente del grupo Q-Med para Europa, Oriente Medio, África y Latinoamérica, Alberto Fábregas, destacó que en estos años 'Restylane' "ha logrado desplazar poco a poco a los implantes permanentes", que a su juicio daban más problemas debido sobre todo a la imposibilidad de modificar el resultado con el paso de tiempo, al mismo tiempo que este producto se ha convertido "en una referencia para el profesional de la medicina estética".

Resultados naturales

"Cuando los tratamientos con cremas ya no resultan eficaces y no se desea someterse a anestesias, ingresos, postoperatorios dolorosos, cicatrices y ausencias laborales, la alternativa más fácil, más sencilla, más segura y siempre con resultados más naturales es el tratamiento de rejuvenecimiento con Restylane", explica.

Fábregas agrega que "el alto grado de satisfacción" de los profesionales médicos de la estética por su seguridad, naturalidad y duración "ha permitido a Restylane consolidarse como el implante de ácido hialurónico de referencia".

Seguridad y duración

Según la empresa, la tecnología NASHA, patentada a partir del ácido hialurónico obtenido por biosíntesis, permite obtener "un producto estabilizado con mínimas modificaciones para lograr una máxima seguridad y duración". Las ventajas de este origen no animal son garantizar el mínimo riesgo de alergia y que el organismo lo percibe como un producto natural, "de manera que la seguridad es muy alta", destaca la compañía.


Lo más destacado

La cita. "Se trata de un tratamiento cómodo y sin complicaciones que ofrece resultados naturales", asegura Q-Med.

Ventajas. El origen no animal del implante garantiza el mínimo riesgo de alergia y que el organismo lo percibe como un producto natural.