Una nueva vacuna contra el cólera genera grandes expectativas en países en desarrollo

02-III-2010. La vacuna que se está desarrollando en La India puede mejorar la accesibilidad y llegar donde la necesitan

Los prometedores resultados que la farmacéutica Shantha India Biotechnics está obteniendo con una nueva vacuna contra el cólera han generado "grandes expectativas" en los países en desarrollo.

La vacuna está todavía en una fase experimental, pero es bien vista por aquellos países que actualmente no pueden pagar los tratamientos que hay en el mercado para prevenir esta enfermedad, según destacó un portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según informa la agencia de noticias Europa Press, los ensayos clínicos realizados con este tratamiento han sido positivos. La responsable del grupo de trabajo para la lucha contra el cólera de este organismo de Naciones Unidas, Claire-Lise Chaignat, ha asegurado que la producción de esta nueva vacuna, que se administra por vía oral, ayudaría a los países más pobres a mejorar la inmunidad de sus habitantes más vulnerables.

Para Chaignat, es precisamente en estos países donde se están produciendo más brotes de cólera en los últimos años, a su juicio porque no pueden pagar las vacunas fabricadas por compañías occidentales, como 'Dukoral', la única vacuna que la OMS ha respaldado para su uso generalizado.

Mejorar la accesibilidad

La vacuna que se está desarrollando en La India puede mejorar la accesibilidad y llegar donde la necesitan "más desesperadamente", señaló esta dirigente, que no precisó todavía si la OMS dará el visto bueno a este fármaco.

"Es bueno que los países con alta incidencia del cólera pueden producir su propia vacuna, y tenemos grandes expectativas de esta vacuna, que está en trámite de precalificación por la OMS, aseguró.

Según datos de Naciones Unidas, Irak y Zimbabwe han experimentado recientemente grandes brotes de cólera y, a nivel mundial, esta patología puede afectar cada año a millones de personas.


Lo más destacado

La vacuna está todavía en una fase experimental, pero es bien vista por aquellos países que actualmente no pueden pagar los tratamientos actuales.

Según datos de Naciones Unidas, Irak y Zimbabwe han experimentado recientemente grandes brotes de cólera y, a nivel mundial, esta patología puede afectar cada año a millones de personas.