Nuevo estudio para el desarrollo de la primera vacuna europea contra el Alzheimer

19-III-2007. Un total de siete instituciones de tres países participan en el proyecto

Un equipo de investigadores del grupo EuroEspes participa en el desarrollo de la primera vacuna europea anti-Alzheimer que, gracias a un novedoso modo de acción, será capaz de combatir formas modificadas de la proteína beta-amiloide que causan la enfermedad y no habían sido consideradas previamente.

El doctor Antón Álvarez, investigador principal por parte de EuroEspes en España, explica el proyecto de la futura vacuna: "MimoVax seleccionará los fragmentos proteicos o péptidos que produzcan una reacción inmune contra las variantes patológicas de la proteína amiloide sin atacar a las formas naturales. Para ello, utilizará la tecnología de mimotopos, que son péptidos sintéticos capaces de imitar las formas naturales presentes en los derivados de la proteína beta-amiloide, pero no en la proteína precursora del amiloide (APP)".

Con esta estrategia innovadora, se pretende que la vacuna ataque a las formas tóxicas del amiloide sin afectar a la APP y al mismo tiempo, evite la aparición de reacciones inmunológicas mediadas por las células T autorreactivas, que pueden ser dañinas para el paciente. Este modo de acción se basa en una diana terapéutica diferente a todas las investigadas hasta el momento contra la enfermedad de Alzheimer.

Pese a que los acúmulos de la proteína beta-amiloide en el cerebro de pacientes de Alzheimer son una causa reconocida de esta patología, existen variantes suyas que no habían sido consideradas previamente en el diseño de estrategias terapéuticas contra la enfermedad. Entre dichas variantes, las de 40 (AB40) y 42 aminoácidos (AB42) son las más abundantes y las que tienen mayor relevancia patológica para producir los depósitos amiloideos cerebrales en forma de placas seniles o la angiopatía amiloidea de los vasos sanguíneos. Estos péptidos experimentan cambios que alteran su composición química, dando lugar a la presencia de fragmentos de amiloide altamente tóxicos en las placas seniles contra los que actuará la futura vacuna.



Lo más destacado

Apoyo europeo. El proyecto, denominado MimoVax, ha recibido un apoyo financiero de 2.4 millones de euros por parte de la Unión Europea y reúne a un total de siete entidades de tres países europeos. La representación española corresponde al Centro de Investigación Biomédica del Grupo EuroEspes, ubicado en Bergondo (A Coruña).