El estrés en la gestación aumentaría el riesgo de esquizofrenia en el hijo

24-XI-08. Una vida llena de tensiones aumenta la posibilidad de sufrir episodios depresivos o brotes maníacos

El estrés psicológico durante la gestación aumenta el riesgo de que el hijo sufra esquizofrenia, según un estudio publicado en BMC Psychiatry. También se relaciona con trastornos en la infancia como la hiperactividad o el déficit de atención, según informa el secretario de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, Celso Arango.

El primer síntoma del estrés es la tensión muscular que hace que el organismo se ponga en alerta. Las tensiones producen además trastornos del sueño, palpitaciones, sudoración y cefaleas. El problema se complica si el estrés perdura en el tiempo y se convierte en crónico, ya que puede afectar al sistema inmunitario de defensa y aumenta el riesgo de padecer problemas enfermedades dermatológicas e infecciones.

Hay situaciones complejas que se dan en la vida que pueden producir estrés en las personas afectadas, como puede ser un divorcio o la muerte de un ser querido. Sin embargo, el estrés depende no sólo del individuo, sino de su capacidad psicológica de respuesta.

Un exceso de estrés puede desencadenar incluso en brotes mentales como la depresión o episodios maníacos o depresivos. Otro trastorno derivado del estrés es la ansiedad. La persona que lo sufre puede creer que tiene más problemas fisiológicos de los que realmente tiene. Los expertos aconsejan descansar y realizar ejercicio físico para minimizar la tensión, además de ponerse en manos de un especialista en caso necesario para tratar los trastornos mentales.



De interés

Según una encuesta realizada por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), el 60 por ciento de las personas que han sufrido infartos era fumador, el 40 diabético y el 70 hipercolesterolémico.

El 80 por ciento de ellos señaló que el infarto había sido por el estrés

El 90 por ciento tenía factores de riesgo suficientes para desarrollar una cardiopatía aún no existiendo estrés.