El desequilibrio alimentario causa gran parte de la mortalidad en nuestro entorno

19-VIII-08. El profesor de la Facultad de Farmacia de la UPV en Vitoria Pedro Manuel Ramos Calvo, ha asegurado que el principal error de la mayoría de la población consiste en no llevar unas pautas alimentarias equilibradas.

El cambio de los hábitos dietéticos actuales conseguiría la reducción en un 80 por ciento el cáncer de colon y en un 60 por ciento de enfermedades cardiovasculares, así como la disminución de los casos de hipercolesterolemia, según el profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad del País Vasco en Vitoria Pedro Manuel Ramos Calvo, quien recomienda que el 70 por ciento de los alimentos ingeridos diariamente sean "de la tierra".

En su intervención en el curso 'Comida, salud y enfermedad: tú decides', dentro de los cursos de verano de la UPV en San Sebastián, Ramos Calvo aseguró que el "principal error" de la alimentación consiste en que el 64 por ciento de la población no sigue pautas alimentarías equilibradas y que el 15 por ciento sigue pautas "muy desequilibradas".

"Estas pautas alimentarías desequilibradas protagonizan gran parte de la mortalidad en nuestro entorno. En el año 2007, 100.000 muertes fueron a causa de enfermedades cardiovasculares, 45.000 por diferentes tipos de cáncer y 20.000 por diabetes y sus complicaciones, todos ellos derivados de una trasgresión dietética", detalló.

En su opinión, la "solución" se encuentra en la denominada pirámide alimentaría/nutricional, en la que se recalca que el 70 por ciento de los alimentos ingeridos diariamente "deben ser de la tierra" y el 30 por ciento restante de origen animal.

Ramos Calvo definió como "pecados" algunas de las costumbres alimentarias actuales como la "comida Polar, escasez de fibra, consumo elevado de alimentos, agua (falta de una buena hidratación), ausencia de Desayuno, masa ósea (justos en leches y derivados) y saltos alimentarios (arritmia alimentaria)".

En ese sentido, recalcó que el consumo de carne es mayor y el de pescado menor a lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. "El 64 por ciento de la población toma carne tres o más veces a la semana y lo ideal sería tomarla 2-3 veces semanales. En cuanto al pescado, el 42 por ciento come una o dos veces semanales cuando lo ideal sería tomarla 3-4 veces", explicó.

En cuanto a la escasez de fibra, señaló que las legumbres y las frutas deben de ser ingeridas más habitualmente, dado que "lo ideal sería tomar varias piezas de fruta al día y según el estudio, el 39 por ciento no toma ni una fruta al día".

Hidratación

La falta de una buena hidratación también se encuentra entre los principales problemas alimentarios. El profesor de la UPV afirmó que "la gente sustituye el agua con refrescos, vino, cerveza cuando lo ideal sería tomarse entre 6-8 vasos diarios de agua". De este modo, advirtió de que "no es adecuado tomarse más de un refresco al día y lo recomendado es tomarse 15 litros al año de este tipo de bebidas cuando nosotros en 2.007 tomamos 35".

Asimismo, consideró "esencial" hacer cinco comidas al día ya que el 74 por ciento de la población no las realiza y el 19 por ciento no cena habitualmente. "Si nos centramos en los jóvenes de entre 10 y 18 años, el 12 por ciento no desayuna habitualmente y el desayuno del 27 por ciento era ridículo, solo tomaba café con leche o algo similar. Todo ello conlleva a que el aporte de nutrientes es mucho peor y que la acumulación de grasa es a la vez mucho mayor", señaló.

Por último, Ramos Calvo recomendó incrementar el consumo de legumbres, verduras y hortalizas, agua, frutas y pescado, y diminuir el consumo de carne, refrescos y bebidas parecidas.


Lo más destacado

El profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad del País Vasco en Vitoria Pedro Manuel Ramos Calvo recomendó incrementar el consumo de legumbres, verduras y hortalizas, agua, frutas y pescado, y diminuir el consumo de carne, refrescos y bebidas parecidas.