Dietas personalizadas para mejorar la recuperación del paciente

16-II-2010. La desnutrición clínica repercute sobre los procesos de cicatrización de heridas y sobre la respuesta inmunitaria a las infecciones

La Unidad de Dietética del Hospital Universitario Doctor Peset realizó en 2009 un total de 6.220 dietas personalizadas a pacientes ingresados que presentaban serios problemas en su alimentación.

Esta atención dietética personalizada, en la que es fundamental la colaboración y la coordinación con el Servicio de Cocina, tiene como objetivo fundamental mejorar la eficacia de la alimentación hospitalaria para evitar problemas de desnutrición que pudiesen agravar la recuperación del paciente, según informan en nota de prensa.

El Hospital Universitario Doctor Peset lleva varios años ofreciendo a los pacientes hospitalizados la posibilidad de una atención dietética personalizada. El resultado de este tipo de actuaciones se traduce en unos pacientes mejor nutridos, con menor número de complicaciones y más satisfechos con la atención recibida.

Tal y como señala Antonio Carrión, supervisor de la Unidad de Dietética del Hospital Universitario Doctor Peset, "las características de determinadas patologías, de algunos postoperatorios y las preferencias alimentarias de algunos pacientes hacen que en determinadas ocasiones sea necesario que hagamos un seguimiento y una dieta personalizada que tenga en cuenta tanto las necesidades nutricionales del paciente como sus preferencias".

Desnutrición clínica

La adecuada nutrición del paciente hospitalizado es fundamental para la evolución de su enfermedad. La desnutrición clínica repercute sobre los procesos de cicatrización de heridas y sobre la respuesta inmunitaria a las infecciones, dos aspectos clave para evitar la aparición de complicaciones en la recuperación del paciente hospitalizado que obliguen a prolongar su ingreso.

Además, la desnutrición se traduce en debilidad generalizada y reducción de la movilidad del paciente, lo que a su vez hace que el paciente experimente una sensación de impotencia, depresión y apatía que aumenta aún más su inapetencia y, con ello, su estado de desnutrición.

"Lejos de los que se pueda pensar, los pacientes a los que se les ofrece la confección de una dieta personalizada no solicitan platos raros ni muy elaborados, sino comidas de elaboración tradicional, como las de todas la vida, con los sabores de siempre. Estas comidas se elaboran siempre bajo supervisión dietética para que el paciente recupere un estado nutricional saludable", explica Antonio Carrión.


Información

La Unidad de Dietética del Hospital Universitario Doctor Peset realizó en 2009 un total de 6.220 dietas personalizadas a pacientes ingresados que presentaban serios problemas en su alimentación.

La desnutrición clínica repercute sobre los procesos de cicatrización de heridas y sobre la respuesta inmunitaria a las infecciones, dos aspectos clave para evitar la aparición de complicaciones en la recuperación del paciente hospitalizado que obliguen a prolongar su ingreso.