Mantener los buenos hábitos en las comidas durante el verano

24-VI-09. Los expertos dicen que los padres tienen que aprovechar esta época para enseñar a los hijos nuevos alimentos

Los expertos reunidos en el Foro Interalimentario alertan a los padres de la necesidad de mantener buenos hábitos de alimentación en los meses de verano. Aseguran que los 'caprichos' en la alimentación, los desordenes alimenticios y la deshidratación ligada a las altas temperaturas pueden hacer que empeore la dieta de los menores. En declaraciones a Europa Press recuerdan que la infancia es la edad clave para inculcar a los menores unos hábitos alimenticios sanos.

Según los expertos, en época de verano los menores no desayunan cereales ni comen muchas verduras. Recuerdan que los niños deben tomar 5 raciones diarias, entre frutas y verduras. Tampoco pueden faltar los lácteos, dos y tres veces al día, apuntan.

A pesar de que los horarios se modifican en esta época, explican los expertos que es importante mantener las 3 comidas principales y 2 más ligeras. También aseguran que se debe evitar 'picoteo' entre horas, consumiendo "de forma moderada", como en invierno, grasas, dulces, golosinas y 'snacks'.

Evitar complacer

Los expertos apuntan que a pesar de estar de vacaciones, se debe evitar complacerles fácilmente y no permitir que se vayan a la cama después de cenar con otros alimentos que no sean fruta, yogurt o leche.

La catedrática Rosa M. Ortega, experta en nutrición del Comité Científico del foro, asegura que las vacaciones son "un momento ideal" para mejorar los hábitos de alimentación de los niños ya que, con las vacaciones, los padres tienen "más tiempo para completar esta labor educativa" y los alimentos de temporada son "una oportunidad para que los niños, dentro de un ambiente festivo, prueben nuevos sabores".


Recuerde

La infancia es la edad clave para inculcar a los menores unos hábitos alimenticios adecuados.

5 raciones diarias, entre frutas y verduras.

Lácteos, dos y tres veces al día.